Aquí… por fin.

Ya llevamos una semana acá. La  verdad es que me siento de vacaciones, he estado turisteando y tomando fotografías como si nada. La ropa sigue en las maletas. Traigo un jet lag durísimo, no me acostumbro, me duermo a las 2 de la mañana y me levanto a las nueve, en las tardes me entra una somnolencia terrible, luego a las 10 no puedo dormir, en fin…

Ya no estoy triste, en realidad ya no se ni como estoy. Extraño, pero también no extraño, es raro, nuevo pues… Dedico  mi tiempo a observar, el horizonte mo me alcanza, busco ver y ver más… trato de aprenderme numeros y más números, de buses, de pizzas a domicilio, de líneas de metro, en fin, de todo. Busco letreros con la leyenda ¨en lloguer¨ por todos los edificios.

Encontrar un piso se ha vuelto mi meta a corto plazo, aunque por lo que veo no será tan fácil como creía. En esta ciudad infestada de extranjeros las cosas se ponen cada vez más difíciles para nosotros que buscamos residir de buena fe. Los residentes están ariscos, sus experiencias con foráneos no han sido muy placenteras…

Yo no se nada de eso en realidad. Todo lo voy aprendiendo día a día, como que los marroquíes tienen fama de ladrones, que el catalán no es tan complicado como creía, que porfavor se dice sis plau, y decir hijodeputa es la cosa mas cool de universo, que todo aqui es wai, o guay, o como se escriba…. que hay una cosa deliciosa que se llama sabrossada que es como un chorizo untable buenisimo…

He aprendido a tener una mano en mi hija y la otra en mi bolso, al parecer Barcelona es una ciudad segura, sin embargo los ladrones pululan por las calles. No es de preocupar, sólo tratar de no verte como un turista y listo.

El transporte público me quita el sueño, eso de aprenderse de jalón lineas de metro, de bus de RENFE y de trenes es algo complicado, y más sin tratar de sacar el mapa pa no verme turista… El boleto de metro se ha vuelto una joya para mi, despues de mi pasaporte.. Mi iphone se ha vuelto inutilizable y pesado. La música básica e indispensable.

He caminado como nunca, y no, no extraño mi coche. He visto gays a rabiar, chicas con cabello de colores, hippies europeos olorosos buena onda, turistas con bermudas camara y mapa en mano, niños rubios regordetes con mejillas rosadas. He caminado por esta ciudad, he recorrido sus calles turisticas y las que no lo son tanto, y el aire aquí se respira con una melancolía de edificios viejos, de ramblas antiguas, de murallas… de eso que tiene europa, que no puedo describir….

Vale, como dicen acá… no se que más decir. Creo que sigo en shock, creo que todavía no me la creo…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s