Come on and fly with me, let’s fly, let’s fly away…

Estoy haciendo maletas, otra vez. Mañana me voy al Paraiso Tropical.

Han sido días ajetreadísimos, no he tenido tiempo ni de dormir bien.

No me preocupo; me repondré allá en casita. Ya me hace falta mi familia.

Este año se me pasó rapidísimo, tantas bodas, y bebés nuevos. Tantos trabajos y jefes que he tenido, tantas fotos y libros.

Cumplí un cuarto de siglo, unas cuantas canas más y ningún kilo menos. Metas cumplidas y cambios a la vuelta de la esquina. Este diciembre no solo me despido del año, también me despido de mi casa, de mi gatito, de mis amigos, de mi familia. Me desapego de todo para irme empezandito el 2010 a vivir a otro país.  Alcancé a ver a todos, a despedirme.

Dejo con mucho cariño a mi Pecas, tan ella, con su vida de pasarela, con sus fiestas, amores y desamores. ¡Cómo la quiero a la condenada! es mi hermana del alma. Sé que no pasará mucho para volverla a ver. Junto con ella se queda Pequitas, tan hermosita y cabronsita a sus escasos siete años de edad. ¡Cómo las voy a extrañar!

También se queda mi partner, mi amigaza más antigua del mundo mundial. Esa que ha estado conmigo en todas las buenas, las malas y las peores. Ella que caminaba panzona conmigo a los 18 años. Ella que se casó como yo, pero que ha tenido la suerte de tener una familia hermosa. Ella que es una gran periodista esconidida en un ama de casa. Sé que algún día no muy lejano nos veremos por allá, mientras tu cubres un reportaje de la BBC… y nuestros niños ya adolescentes van al cine en Madrid..

Se quedan, todas ellas, amigas, con sus esposos y niños que no reconoceré. Todas ellas regadas por ahí. Todos esos amores también, esos ex suegros y ex suegras. Ya no me los encontraré en el banco, ni en el super, ya no los veré en las revistas de sociales. Se quedan las fiestas y los afters, la nanny de confianza, la abuela sordomuda, el tío bonachon, la arpía que tiene de esposa, las primas jetonas y regordetas.

Se queda la rutina, la seguridad y la mediocridad aqui guardadas en un cajón con llave. Guardaré bien esa llave, en casos de emergencia podría volverla a usar…

Tengo espacio en mi maleta, por si alguno se quisiera ir de contrabando… Si, lo acepto. Los voy a extrañar.

Me voy feliz, y tranquila. He cerrado mis ciclos aquí. Me voy en buen momento. Aquí ya no hay nada para mi.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Come on and fly with me, let’s fly, let’s fly away…

  1. Es lindo poder irte ya habiendo cerrado ciclos. De verdad, te deseo toda la suerte del mundo. Ahí nos vas contando cómo va tu maestría que se escucha súper chida.
    sobre la llave guárdala bien, pero tira la mediocridad!
    éxito por allá! ciaoooooo

  2. Pioja

    Amiga! No me hagas llorar chingao! Qué vamos a hacer mi pedorro y yo sin tí y sin Kiki?! Y tienes idea de lo grande que va a estar el pedorrito menor cuando regreses! Que voy a hacer los viernes?! Con quien voy a ir a echar cafecín y cotorreo?? Amiga del alma, no te tardes!!!! Y…. ¡¡regresa, médinga!! Falta una última despedida, call me.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s