So yesterday…

Ayer, el pasado tocó a mi puerta. Se trataba del Mejor Amigo del Mundo Mundial. Se apareció como si no hubiera estado ausente todo este tiempo. Llegó tal cual era, con la sonrisa, los cigarros, las preguntas. Tras mucho bla, bla, bla no sé si se lo dije. Qué gusto me da que esté  de vuelta, que me escuche, que me platique, que se preocupe.

Estabamos en medio de la plática cuando comenzó el coqueteo.  Moriamos de ganas de comernos a besos. Nos medio abrazabamos y medio besabamos cerquitita de la boca y en medio de grandes carcajadas. Qué bien se sentía meterme entre sus brazos , sin preguntar ni reprochar nada. Lo miré directito a los ojos (esos que un dia me volvieron loca), y le sonreí despidiendome. Seguía gustándome endemoniadamente pero no movía ni medio milímetro mi corazón. Tal y como lo esperaba. Estabamos a mano.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo aventuras varias, karma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s